febrero 25, 2024

La ciudad de Nueva York y otras metrópolis importantes del noreste se están preparando para una ola de nieve proveniente de una poderosa y veloz tormenta del Noreste que está a punto de dejar sin electricidad e interrumpir significativamente los viajes, el trabajo y la escuela.

Los gobernadores de varios estados, incluidos Nueva Jersey, Nueva York y Massachusetts, están instando a las personas a trabajar desde casa y evitar viajes no esenciales por temor a que las nevadas y los fuertes vientos puedan crear condiciones peligrosas en las carreteras.

«La madre naturaleza nos envía su amor del Día de San Valentín en forma de una enorme tormenta de nieve», dijo el lunes la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul.

Antes de la tormenta, la Autoridad de Tránsito de la Ciudad de Nueva York comenzó a preparar líneas ferroviarias, puentes y sistemas de metro, equipando autobuses con cadenas para la nieve y colocando trenes de deshielo y limpieza de escombros en vías al aire libre.

Las escuelas públicas de la ciudad de Nueva York pasarán al aprendizaje remoto el martes. En otros lugares, se cancelaron clases en varios distritos de la ciudad, incluidos los de Boston, Newark, Nueva Jersey y New Haven, Connecticut.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, advirtió a la gente que «se tome esta situación en serio», ya que algunas partes del estado se enfrentan a un pie de nieve densa y húmeda.

El comisionado estatal de Transporte, Fran O’Conner, instó a los residentes a quedarse en casa y tener «extrema precaución» si deben aventurarse a salir.