julio 20, 2024
Noticias relacionadas: Noticias Similares

Hay equipos que necesitan muchos golpes para caer. El Bayern es, sin duda, uno de ellos. Su historial de partidos memorables y victorias gloriosas está marcado también por duelos como el de la resolución (2-1) en Múnich ante el Leipzig, que dejó atrás tras ofrecer un espectáculo charlatán y decepcionante justo al final de la semana en la que anunciaba el adiós. del entrenador Thomas Tuchel. En el Bayern ayudó a que su orgullo se rebelara ante sus límites y el talento de un delantero descomunal, Harry Kane, un remero legendario.

Kane aprovechó las tres opciones de gol que generaron un equipo especial. El primero mandó al palo el meta del Leipzig, los dos restantes llevaron al Ram inglés a la roja, el último cuando el cronómetro se paró minutos después del vigésimo. El dolio al Leipzig, que busca entrar en la Liga de Campeones, competición en la que esta temporada hoy se aferra a una victoria en el partido de octavos de final ante el Real Madrid. El día 6 arrancará en Chamartín con un gol de mala suerte, pero con ello los blancos a partir de mañana notan la audacia de su rival, que no quedó encantado en su visita al Bayern y miró a los ojos a un héroe gigantesco, el campeón del pasado de las últimas Bundesligas.

El centro del Bayern lo mejoró el Bayer Leverkusen, vencedor del Mainz en la anterior temporada del Viernes. El equipo que dirige Xabi Alonso suma 33 partidos sin perder entre Liga, Copa y Europa League y ha asegurado en ocho puntos al Bayern cuando le quedan 33 por disputar. Por eso era tan importante para los Bávaros vencer al Leipzig. De alguna manera se le dio una nueva vida cuando comenzó la reconstrucción. Esta semana recibió a Max Eberl, un defensa de su academia que trabajó durante tres años como director deportivo del Borussia Mönchengladbach y en septiembre concluyó un episodio de paso por el RB Leipzig. Eberl tiene trabajo porque no sólo debe contratar un entrenador, sino también reconstruir un equipo con piezas que ofrecen síntomas de agonía. Antes el Leipzig sufrió en un partido más controlado de lo habitual.

El rival del Real Madrid mandó y marcó ritmos. Espera hasta el final para no quedar expuesto a los traspasos del Bayern. Una vez cumplido el tiempo decidí jugar en campo contrario y estuve ahí cuando le llevé los abridores verdes a los chicos de Tuchel. Trabaja bien en Leipzig. Dani Olmo y El valioso Loïs Openda fue un dolor en la parte trasera del centro del campo del Bayern, sector donde Tuchel hizo cambios y convocó a De Ligt y Eric Dier antes de completar una línea de tres en los minutos finales con Kim Min-jae. El crítico Upamecano fue sancionado.

El Leipzig tuvo que marcar más goles, lo que llegó al inicio de la segunda parte, cuando jugó mejor y estuvo más cerca del portero defendido por Neuer. Poco después de un estallido entre sus expectativas, Musiala revisó la pelota en el balcón del área y encontró la marca de Kane, que definió con precisión. No tardó un cuarto de hora en entrar el Leipzig, con gol del veinteañero y el eslovaco Sesko aportando gol de Olmo.

El partido volvió a encontrarse en manos visitantes. Pero el falso alienígena y el sobrio Harry Kane están en Leipzig.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.


Noticias relacionadas: Noticias Similares