julio 20, 2024

«Un escenario aún más infernal está a punto de desarrollarse» si no se permite la entrada de más ayuda a Gaza, dijo el lunes la coordinadora humanitaria de la ONU, Lynn Hastings.

La cantidad actual de ayuda es insuficiente y no existen las condiciones necesarias para proporcionar ayuda a Gaza, según Hastings, coordinador especial adjunto para el proceso de paz en Oriente Medio y coordinador residente de la ONU para los territorios palestinos ocupados.

“En todo caso, está a punto de desarrollarse un escenario aún más infernal, en el que las operaciones humanitarias tal vez no puedan responder”, dijo Hastings en un comunicado.

Utilizar únicamente el cruce de Rafah para traer camiones de ayuda no está funcionando, dijo la ONU, a pesar de los esfuerzos de sus agencias, las Medias Lunas Rojas egipcia y palestina y otros socios.

El organismo internacional añadió que el sistema sanitario de Gaza está «de rodillas» debido a la falta de agua potable, saneamiento adecuado, mala nutrición de la gente y refugios sin capacidad.

La situación equivale a una “fórmula de libro de texto para una epidemia y un desastre de salud pública”, afirmó Hastings. “Las operaciones humanitarias no se pueden mantener con un chorrito de combustible”, afirmó, añadiendo que se necesita combustible para hospitales, agua potable, saneamiento, servicios sociales y operaciones, entre otros, de Naciones Unidas.

La ONU dijo que se debe permitir que el combustible entre a Gaza «de una manera que garantice la seguridad de Israel».

Hastings dijo que las Naciones Unidas y las ONG por sí solas no pueden apoyar al pueblo de Gaza, y enfatizó que se debe permitir que los sectores comercial y público traigan suministros a la Franja.

La ONU dijo que está dispuesta a trabajar con todas las partes para “ampliar el número de refugios seguros operados por las Naciones Unidas y brindar asistencia donde sea necesaria”.