febrero 25, 2024
Urmila Chandravanshi posa para una fotografía. Vedika Sur/CNN

Decenas de miles de hindúes piadosos abarrotan la pequeña ciudad de Ayodhya en un intento por vislumbrar el tan esperado ídolo de Ram en el nuevo templo.

El templo no se abrirá al público hasta el martes, pero se espera que atraiga grandes multitudes una vez que eso suceda.

Entre los que han emprendido el viaje se encuentra Urmila Chandravanshi, de 90 años, que recorrió más de 700 kilómetros desde el estado central indio de Chhattisgarh.

Aplaudiendo y cantando «victoria a Lord Ram», dijo que estaba encantado de estar en Ayodhya y le dio crédito al primer ministro indio, Narendra Modi, por abrir el templo.

“Vine aquí para buscar las bendiciones de Lord Ram y Sita, hoy estoy muy feliz”, dijo.
Dasharath Singh Rajput posa para una fotografía. Vedika Sur/CNN

Banderas de azafrán ondean en alto y flores de caléndula adornan las entradas de los edificios mientras los grupos recorren las calles de la antigua ciudad.

Dasharath Singh Rajput, también de Chhattisgarh, aplaudió a Modi por llevar a cabo su ritual religioso de 11 días.

Vestido con un abrigo amplio y un chal azafrán alrededor del cuello, un color asociado con el hinduismo, elogió a Modi por sus políticas.

«Este templo es todo gracias al Primer Ministro y a Yogi (el Ministro Principal de Uttar Pradesh, Yogi Adityanath). Le doy crédito al primer ministro porque es nuestro líder. Después del presidente, él es quien hace todo», dijo Rajput.

Otro devoto, Anupawananda Swami, de 86 años, calificó la apertura del templo como un «gran éxito» y dijo que estaba feliz de que Modi hubiera construido templos en toda la India.